Se viene la 20° edición del Festival Buenos Aires Rojo Sangre BARS

La vigésima edición del más antiguo festival de cine fantástico de Latinoamérica, el Buenos Aires Rojo Sangre, se realizará entre el 21 de noviembre y el 1 de diciembre de 2019 en el Multiplex Belgrano (Vuelta de Obligado 2199), Ciudad de Buenos Aires.

El BARS festeja sus veinte años con una edición especial en la que no faltará el espacio para el autohomenaje, con la edición de Buenos Aires Rojo Sangre: 20 años de cine, hemoglobina y autogestión, un libro coral y colectivo que repasa la historia del festival y la de las últimas décadas del cine fantástico argentino.

Adelantos de la programación

Con una programación variada y atrevida donde, como siempre, se destaca la producción nacional con films como la desquiciada versión del cómic de culto Cazador la película (Georgina Zanardi, Marcelo Leguiza), el horror campestre de Respira: Transgénesis (Gabriel Grieco), el cierre de la épica trilogía punk TR3SH: la concha de su madre (Alejo Rébora), el improbable documental Zombies en el cañaveral (Pablo Schembri), el postapocalipsis mediterráneo de Carroña (Luciana Garraza, Eric Fleitas) o la bizarra El gran combo (Matías Szulanski). El BARS reitera su apoyo al cine latinoamericano, con títulos como el primer film de horror panameño Diablo Rojo PTY (Sol Moreno), la climática cinta colombiana Luz (Juan Diego Escobar Alzate), el horror sobrenatural de la mexicana Belzebuth (Emilio Portes) o los zombies de la venezolana Infección (Flavio Pedota). En el plano internacional, de destacan la comedia neocelandesa Killer Sofa (Bernie Rao), el film de ciencia ficción chino Last Sunrise (Wen Ren), el brutal thriller Artik (Tom Botchii) y el bizarro slasher norteamericano You Might be the Killer (Brett Simmons).

Invasión: Japón

Para este año Japón desembarca en Buenos Aires con una seccion especial intensa y variada selección de films que muestran sus últimas novedades del cine de género, con films como Vamp (Kazuya Konaka), Ghost Master (Paul Young), Mimicry Freaks (Shugo Fujii) y Ballad of the Nail (Dynamite Hira), entre otros.

Homenaje especial

Este año el BARS rendirá un homenaje especial a una estrella del cine internacional: Carmen Yazalde quién, con el seudónimo de Britt Nicholls, brilló en films de Jess Franco como Daughter of Dracula (1972), Une vierge chez les morts-vivants (1973) o La maldición de Frankenstein (1973). La reconocida modelo ofrecerá una entrevista pública donde charlará, por primera vez, sobre su fugaz pero indeleble experiencia en el cine europeo de horror.

Buenos Aires Rojo Sangre es el más antiguo festival de cine fantástico de Latinoamérica. Con un recorrido de dos décadas, el BARS es un espacio de encuentro y exhibición del cine fantástico de todo el mundo y un punto de resistencia para los creadores argentinos de cine de género. Nacido en el año 2000 como una muestra de cine independiente de género, y desde 2004 con el formato de festival competitivo, el Buenos Aires Rojo Sangre es una cita imprescindible para los amantes del género y para el público que quiere entrar en contacto con un cine que no se ve en otros festivales.

19º Festival Buenos Aires Rojo Sangre: Competencia Internacional 3

Tercera y última crónica del 19º Festival Buenos Aires Rojo Sangre con respecto a la competencia internacional.

AFTER THE LETHARGY

Dirigida y escrita por Marc Carreté (Asmodexia), Afther the Lethargy es una película española hablada enteramente en inglés sobre una joven periodista que se embarca en un viaje en medio de un bosque cercano a una ex base militar donde suele haber avistamientos y encuentros cercanos con extraterrestres. Aunque la policía crea que las personas allí atacadas siempre lo sean por salvajes osos, Sara viene llevando hace tiempo una investigación que ahora la conduce a ese lugar y a continuar con el trabajo de campo.

Con un joven policía local como compañero, lo que empieza como un viaje atractivo se va tornando cada vez más una película de terror. After the Lethargy es una historia de extraterrestres que empieza con un tono más cercano a la comedia pero, de a poco, se va tornando oscura y sangrienta. Hay mucho tópico muy típico del terror y rejuntado de una manera que, de todos modos, nunca hace que se pierda el interés. Entretenida y aterradora por igual.

ST. AGATHA

Lo nuevo de Darren Lynn Bousman (director de las Saw II, III y IV, o sea el que llevó a la saga a agotarse en el mismo momento en que se convirtió en saga) es una historia enmarcada en la década del ’50 y que se sucede -a excepción de los recurrentes flashbacks- en un convento en medio del bosque.

Mary está embarazada y, sintiéndose sola, decide hospedarse en un convento. A medida de que la película se va sucediendo se irá conociendo la historia que arrastra su protagonista y por qué no tiene a nadie más en quien confiar lo que la lleva a internarse allí.

Si ya de por sí los conventos y las monjas resultan aterradores, en St. Agatha todo se siente mal desde un principio. Aunque la reciban de manera amable, la imposición constante de reglas -como un voto de silencio que nadie cumple- la hacen saber que no será fácil, pero seguramente sea lo mejor. O no.

Escrita por unas cuantas manos: Andy Demetrio, Shaun Fletcher, Sara Sometti Michaels y Clint Sears, St. Agatha es una inconsistente película de terror que por un lado no logra aprovechar todo lo que tiene a su favor (la época, la religión) y en su lugar se preocupa más por generar todo eso mismo que ya hizo Bousman en las entregas de Saw que dirigió. Así, durante largos intervalos, la trama no avanza pero tenemos un montón de escenas sangrientas o desagradables gratuitas.

A todo esto se le suma el incipiente embarazo de la protagonista y la duda que de a poco se va introduciendo en ella: ¿Qué pasará una vez que tenga al bebé? Al observar alrededor sus compañeras parecen brindarle el peor de los augurios.

Un guion plagado de inconsistencias y situaciones y personajes poco desarrollados, un terror que funciona más por lo que se ve que por lo que sugiere, St. Agatha tiene de todos modos un par de cuestiones en donde sale airosa, aunque no sea lo suficiente: la banda sonora y las interpretaciones. Poco más, a la larga desaprovecha todo lo que podría haber utilizado a su favor para construir una buena historia y, sobre todo, crítica. Por último, Carolynn Hennesy como monja no convence a nadie.

PERFECT SKIN

Protagonizada por Richard Brake, Perfect Skin es un drama británico de terror psicológico dirigido por Kevin Chicken y escrito junto a Dusan Tolmac.

Katia es una joven inmigrante polaca que tras quedarse sin lugar donde vivir cae en la casa de su única amiga (o conocida), Lucy. Una noche en que deciden salir y beber un poco, llegan al estudio de Bob, un tatuador con el que Lucy se ha tatuado y quisiera volver por algún otro. Pero esa noche marca el encuentro entre Bob y Katia, a quien él observa como un lienzo en blanco, con su piel perfecta y sin marcas.

Cuando Lucy tiene un problema con su madre que la lleva a viajar de repente a su Australia local, Katia se queda sola con el dinero de la renta que ella le confía. El próximo encuentro entre Katia y Bob será de noche, entre mucha bebida y termina con ella secuestrada en un cuarto cerrado de la casa y estudio de Bob.

Allí aflora el Bob artista y de a poco va modificando ese lienzo en blanco hasta ir convirtiéndolo en la obra de arte que hable por él.

Brake, a quien los personajes complejos y oscuros le sientan de maravilla, presenta acá un personaje turbado y trágico que, de todos modos, se mueve siempre con mucha tranquilidad y convicción de que lo que está haciendo por Katia es algo maravilloso y por lo que ella estará agradecida. Es que además de los cambios físicos -que luego van más allá de los tatuajes-, le presenta un modo diferente de abordar el dolor y la introduce en un mundo apto sólo para unos pocos capaces. Aunque ella no tenga otra opción, aunque no sea ella quien decida sumergirse en él.

Extraña, oscura y por momentos fascinante, Perfect Skin es una lograda e interesante ópera prima, por momentos hipnótica y en gran parte gracias al protagónico de Brake, quien con su personaje e interpretación le agrega muchas capas a una trama que de por sí podría resultar muy simple.

19º Festival Buenos Aires Rojo Sangre: Competencia Internacional 2

El BARS 19 llega a su final y va dejando en su recorrido un interesante panorama del género a nivel mundial.

Competencia Internacional

RONDO

Rondo comienza narrada por una voz en off (que luego aparecerá y desaparecerá cuando quiera) que hace lucir a la película como algo totalmente diferente a lo que luego se verá. Pero en un principio nos presenta a su protagonista, Paul, un joven veterano de guerra que sin saber cómo seguir con su vida es enviado por su hermana a una terapeuta. Una mujer embarazada que habla sin escuchar y le sugiere un lugar que podría revitalizarlo. Al llegar allí, lo que parece en un principio una curiosa, aunque inquietante, propuesta sexual termina del modo menos esperado cuando observa, fuera del lugar donde tenía que estar esperando su turno, lo que podría pasarle si sigue él.

Escrita y dirigida por Drew Barnhardt, esta película norteamericana va mutando. Después de ese comienzo de fábula irónica con la voz en off, la sangre aflora y todo se va tornando impredecible. Cerca de la mitad hay incluso una ruptura muy fuerte y la protagonista pasa a ser la hermana, esta mujer que no habla demasiado pero está siempre atenta. Y el final donde todo confluye, donde todo debería explotar y, si bien sucede, lo hace de una manera poco inspirada para lo que venía prometiendo.

Rondo está compuesta de muchas planos y escenas largas que, aunque tienen una aparente intención de enrarecerlo todo, hacen que el film se sienta bastante estirado. Y, lo peor, insulso.

VIOLENTIA

Dirigida por Ray Raghavan y escrita junto a Nick Purrier, Violentia cuenta con una trama de tópicos actuales y necesarios: empieza con un estudiante y un arma en la secundaria, disparando y matando a sus compañeros.

Luego la historia presenta a su protagonista, un ingeniero que logra recrear memorias pero no cuenta con el apoyo necesario. Hasta que llega a él una doctora que trabaja para el gobierno y le cuenta de su proyecto para curar la violencia y lo necesario que podría ser su trabajo. Si bien él no quiere aceptar, cuando su hija es asesinada en un tiroteo en la escuela cambia de opinión porque entiende que la violencia tiene que ser erradicada.

Allí entra en juego otro personaje: el de un delincuente que ahora funciona como ratón de laboratorio. Primero con la creación de una especie de suero que lo hace sentir físicamente mal cada vez que piensa o está por hacer algo malo (a lo La naranja mecánica), y luego, en especial tras la muerte de su hija, introduciéndose aún más en su mente para entender los mecanismos con los cuales logra escapar de eso y al punto de recrear y ver qué sucede con esos cambios. ¿Por qué una persona es violenta? ¿Qué lo lleva a eso?

Lo que empieza como un interesante espejo de una realidad latente se va tornando una historia donde ya será cada vez más difícil distinguir qué es real y qué no. Donde incluso los personajes pueden revelarse como otros.

Este film canadiense se enrosca demasiado en sí mismo y, a la larga, si bien deja bien en claro lo que quiere contar, la forma resulta fallida.

I’LL TAKE YOUR DEAD

Después de The Drownsman, Bite y Let her Out, lo nuevo del canadiense Chad Archibald es una historia sobre un hombre que vive en una granja alejada de la sociedad junto a su pequeña hija. Pero no tiene un trabajo normal, por cuestiones de la vida se convirtió de manera requerida en una persona que desaparece cuerpos. Como otras veces, acuden a él después de asesinar a unos jóvenes de una pandilla. El problema empieza cuando descubre que no terminaron su trabajo con una muchacha.

Sin saber mucho cómo actuar en esa insólita situación, la cura pero la mantiene cautiva atada a una cama. De a poco la muchacha y la hija, que al vivir ahí aislada no tiene mucho contacto con el mundo exterior, se van relacionando en medio de una película que parece más un drama oscuro.

Y sin embargo a medida que se va sucediendo no sólo descubren los asesinos que la muchacha todavía está viva, sino que sale a la luz otra parte de la trama apenas expuesta en los primeros minutos y que la acerca a lo sobrenatural.

Así I’ll Take Your Dead, escrita por Jayme Laforest, parte de una premisa simple y funciona aun cuando es ante todo un drama familiar. Y sigue poniendo a Archibald en esa lista de realizadores a seguir.

THE LAPLACE’S DEMON

La representante italiana de la competencia internacional es una película dirigida por Giordano Giulivi y escrita junto a Duccio Giulivi, una curiosa propuesta en blanco y negro y con una cuidada producción que se sucede dentro de una mansión aislada en medio de una isla.

Personajes que pronto se darán cuenta de que son parte de un experimento. ¿Se puede predecir científicamente todo en la vida? Así como ellos han logrado predecir la cantidad de piezas exactas en las que se puede romper un vaso de vidrio al estallarse junto al piso, un misterioso anfitrión cree poder hacer lo mismo con las reacciones humanas.

En el medio, un modelo de la casa donde se encuentran presenta ocho peones que se van a ir moviendo de la misma manera en que cada uno de estos invitados, como para dejar en evidencia la posible predicción sobre sus acciones.

Aunque de un ritmo al principio pesado y enrevesado entre tanto personaje, The Laplace’s Demon pone en evidencia la terrible idea de que no tenemos control aún, de que todo lo que sucede está escrito de antemano. Sin embargo al complejo guion (que se torna más simple y algo subrayado en su resolución) se lo come la estética, con ese blanco y negro y planos que rememoran a las primeras películas de Mario Bava.

19º Festival Buenos Aires Rojo Sangre: Competencia Iberoamericana y novedades

Continúa la cobertura del 19º Festival Buenos Aires Rojo Sangre BARS con dos secciones que suman nuevas miradas al cine de género.

Competencia Iberoamericana

El Silbón. Orígenes

Esta película venezolana dirigida por Gisberg Bermúdez Molero se basa en un mito muy fuerte de los Llanos de ese país, el de una figura conocida como El Silbón. Lo que hacen acá es brindarle entidad, construir la historia de este personaje y cómo fue que se convirtió en esta figura que genera terror.

Entre dos tiempos, se narra por un lado la historia de un joven que vive con su aterrador padre, y por el otro la de una niña que parece estar poseída. En algún momento estas historias se unirán, pero mientras tanto el film se va moviendo entre un tiempo y otro, a veces de manera un poco confusa.

Con una buena dirección de arte y recreación de época, e intensas performances, El Silbón. Orígenes resulta interesante para conocer a este personaje legendario, una figura alta y esquelética, y que forma parte del folklore del lugar.

El habitante

Escrita y dirigida por Guillermo Amoedo (uno de los guionistas colaboradores de algunas películas de Eli Roth), El habitante cuenta, a grandes rasgos, la historia de una nena poseída. Eso por un lado, porque en realidad la acción principal se da en una enorme casa a la que unas jóvenes llegan para robar y se encuentran a la nena, aparentemente enferma, atada en una cama del sótano. Es a partir de ese momento que se irán sucediendo cosas que no entenderán, se ven obligadas a enfrentarse entre ellas y a sí mismas y a un pasado bastante pesado que llevan en sus espaldas.

Una película realizada con mucho cuidado, bien contada y con referencias a la película más clásica de exorcismos.

Novedades

Mandy

Una de las películas más esperadas es Mandy, dirigida por Panos Cosmatos y protagonizada por Nicolas Cage. Un film extraño, por momentos fascinante e hipnótico.

La primera parte de la película parece más preocupada en la creación de imágenes y climas extraños. Así, la trama no avanza demasiado durante esa primera hora, lo cual resulta algo desalentador, más allá de que sí se encarga de ir desarrollando el personaje que da título al film (Andrea Riseborough) y la relación que tiene viviendo en medio del bosque y alejado de todo y de todos.

Luego de la primera hora -sí, una hora que funciona más que nada como introducción-, el film toma otro vuelo ya ahora con el protagónico exclusivo de un Cage que se encuentra a sí mismo llevando a cabo una venganza brutal y sangrienta.

Hiperestilizada y un poco nostálgica, con la banda sonora de Jóhann Jóhannson en su último trabajo, Mandy es una propuesta extraña, más interesante a nivel visual que narrativo (donde incluso resulta previsible) y que, a pesar de su irregularidad, parece destinada a convertirse en película de culto.

Dans la brume

De Francia llega esta película dirigida por Daniel Roby y protagonizada por Romain Duris y Olga Kurylenko. Escrita entre Guillaume Lemans, Jimmy Bemon y Mathieu Delozier, Dans la brume se sucede en un futuro cercano en una París que, de repente, se ve invadida por una bruma que surge desde los subsuelos después de un sismo. Una bruma que mata a aquel que la respira y que llega hasta determinada altura, permitiendo a unos pocos sobrevivir en los últimos pisos de los edificios.

Los protagonistas son un matrimonio ya separado que viven a una cuadra de distancia y que tienen una hija con una extraña enfermedad que la fuerza a vivir encerrada en una vitrina, una especie de burbuja con filtros especiales. Toda la película tendrá a esos dos padres unidos intentando sobrevivir y mantener viva a su hija, en medio de una ciudad cada vez más desolada, sin electricidad y donde para moverse necesitan algún respirador.

Dans la brume empieza de una manera sin dudas atractiva, cuando la bruma irrumpe sin previo aviso. Después se va desarrollando a través de constantes conflictos y peripecias que tienen que ir superando, y que apuestan a un tono más emocional. A la larga lo que interesa acá es contar la historia de una familia y el amor como motor principal. Así el film comienza a decaer hasta llegar a una resolución que, aunque previsible, satisface aun ante la falta de algunas respuestas.

Comenzó el 19º Festival Buenos Aires Rojo Sangre: un paseo por la Competencia Internacional

Con la sede Multiplex Belgrano exclusivamente durante los primeros días a causa del G20 (a partir del domingo 2 de diciembre se suman funciones en Multiplex Lavalle), comenzó el festival de cine que reúne a los amantes del cine de terror. Este año el Buenos Aires Rojo Sangre vuelve a presentar una variada grilla de películas internacionales (y mucho cine latinoamericano), funciones especiales y actividades gratuitas.

Reborn

Dirigida por Julian Richards y escrita por Michael Mahin, Reborn cuenta con dos protagónicos interesantes para los nostálgicos: Barbara Crampton (quien hace unos años renació en el género, probablemente gracias a Adam Wingard y You’re next) y Michael Paré. La trama gira en torno a una actriz (Crampton) cuya carrera está estancada como ella misma desde que hace dieciséis años perdió a su hija. Pero las cosas no son como creía, y ese bebé al que no se preocupó siquiera por dar un entierro apropiado en realidad vivió y fue adueñado por un extraño empleado de la morgue que la crió encerrada. Esa niña, ya de adolescente, ve despertar en sí unos poderes telequinéticos y decide ir en busca de su madre.

Reborn más que una película de terror, durante gran parte del relato, se termina pareciendo a un drama de esos salidos del canal Hallmark, con una mujer que no puede seguir adelante porque no puede soltar y al mismo tiempo encuentra en esta joven que se le acerca y la cree actriz una nueva manera de reconectarse con quien fue en sus mejores tiempos. Y por allí, Paré haciendo de detective para acompañar el relato que va dejando algunos muertos en el camino.

No mucho más, aunque al final hay una pequeña sorpresa.

Vuelven (Tigers are not afraid)

De México llega esta película dirigida y escrita por Issa López. Una fábula protagonizada por niños en medio de un mundo horrible y violento donde sobreviven como pueden.

La protagonista es Estrella, una niña que recibe tres deseos de parte de su maestra en medio de un tiroteo, y al llegar a su casa se enfrenta a la noticia de que su madre está desaparecida. Cosas que pasan todo el tiempo. Pero encontrándose de repente sola se une a un grupo de niños huérfanos y juntos intentan sobrevivir en este mundo.

Más allá de introducir la fantasía (siempre en dosis justas) y una estética infantil, la película de López resulta, al mismo tiempo, cruda y realista. Porque es esa fantasía la que necesita Estrella y la que necesitamos nosotros para soportar un mundo tan horrible, y sin embargo a veces no hace más que acentuarlo. Un mundo donde cuenta con la fortuna de tener tres deseos y sin embargo cada uno se cumple de la peor manera.

Brutal y hermosa al mismo tiempo, vale mucho la pena ir a verla.

Isabelle

Dirigida por Robert Heydon y escrita por Donald Martin, Isabelle gira en torno a un matrimonio que en vísperas del nacimiento de su primer hijo se mudan a una enorme casa en un pueblo al norte del estado de Nueva York. Un barrio que se presenta tranquilo más allá de la presencia de una joven que no hace más que observarlos desde la ventana y de a poco parece enloquecer a Sarah, quien pronto pierde el embarazo.

Entre el drama de la pérdida de su hijo y el terror de fantasmas que parecen acecharla -aunque sólo ella los ve- se va sucediendo una historia que constantemente subraya lo que pasa y que se va tornando reiterativa.

Aunque obvia y simple, podría haber funcionado mejor si terminaba unos minutos antes, ya que tiene innecesarias vueltas de tuerca en su resolución. A la larga termina resultando una película poco original y lograda.

Soy tóxico

Una de las películas argentinas de la competencia es dirigida por Pablo Parés y escrita junto a Daniel de la Vega y Paulo Soria. Una de zombies post-apocalíptica.

Esteban Prol y Horacio Fontova son los principales protagonistas de esta historia sobre personas intentando sobrevivir en medio de una tierra que fue azotada por un extraño virus que convierte a las personas en “secos” (el nombre que eligen acá en lugar de zombie). Una supervivencia que los lleva a enfrentamientos varios, ya que a la larga el monstruo más peligroso muchas veces termina siendo el hombre.

Hay una notable producción y arte para crear este país post apocalíptico pero el guion conduce a una trama tan predecible como forzada. Además se toma demasiado tiempo para mostrar este escenario y poco para desarrollar los personajes.

Abrakadabra

Otra representante argentina es la nueva película de los hermanos Onetti, de regreso, tras Los olvidados, al giallo.

La trama que gira en torno a un mago (hijo de otro mago que supo ser prestigioso pero murió en medio de un acto propio) es muy simple, demasiado, más allá de que al principio parezca enrevesada y algo recargada, y sin embargo funciona porque es redonda, cierra por todos lados. No obstante, lo que se destaca no es otra cosa más que el estilo, si bien ya lo habían hecho antes acá está llevado a un nivel de perfección llamativo a la hora de presentar una película como si fuese de la misma cuna de donde nació el subgénero que tanto aman los Onetti.

Abrakadabra está en cada detalle, desde el doblaje y los créditos en italiano, hasta los planos y movimientos de cámara, los looks de las actrices, y la paleta saturada de colores. Así, la película aunque no sea nada original no deja de ser una valiosa carta de amor al giallo y será disfrutada por quienes compartan ese mismo sentimiento.

Punto muerto

El último de los realizadores argentinos en ser parte de la Competencia Internacional es Daniel De la Vega con su policial negro: Punto muerto. En ella pretende emular, homenajear y casi hasta interpretar el subgénero, no sólo desde lo cinematográfico sino también desde lo literario. La trama tiene como protagonista a un famoso escritor de policiales, Luis Peñafiel, cuya saga sigue siempre a un mismo detective y un mismo asesino. Camino a una serie de conversaciones se encuentra con el crítico despiadado Edgar Dupin, que se la pasa destruyendo su trabajo, y un joven admirador, Gregorio Lupus, que pretende seguir sus pasos. Estos personajes confluirán en un hotel comandado por Irene Ocampo donde de repente aparece un muerto en una habitación cerrada y todo comienza sospechosamente a parecerse a una de sus novelas.

De la Vega apuesta no sólo al blanco y negro para su película, sino a un estilo de cine clásico ya desde los créditos y la música. En el medio consigue generar misterio y al mismo tiempo imprimirle humor y consigue lo mejor de sus actores, donde sin dudas sobresalen Osmar Núñez y Luciano Cáceres.

Aunque el final se resuelve algo apresurado y embrollado, haciendo de todos modos caso al estilo de desarrollar al tipo de policial que homenajea, Punto muerto resulta un film logrado y entretenido, atrapante y lleno de referencias, sobre todo literarias (algunas muy evidentes, como las que conciernen al padre del policial: Edgar Allan Poe).

17º Festival Buenos Aires Rojo Sangre BARS: Tercera Jornada

Continua el 17º Festival Buenos Aires Rojo Sangre BARS, con una gama de películas de género.

Tonight she comes, de Matt Stuertz

Con una placa que indica que este film debería verse al máximo volumen empieza un relato con mucha sangre. Tras un prólogo intrigante y luego de que aquella chica que vemos allí desaparezca, dos amigas suyas, un cartero que llega hasta una cabaña para dejar un paquete junto a un amigo, y una familia extraña confluyen en esa cabaña y se verán parte de un extraño ritual. “Estilísticamente” muy atractiva, Tonight she comes juega a ser cada vez más extrema al mismo tiempo que divertida. “Extrañísima”, no lo suficientemente rockera (aunque sí algo carpenteriana en su soundtrack) como uno podría imaginar tras esa placa inicial (que por ejemplo le quedaría perfecto a una película como The Devil’s Candy) pero siempre apostando a lo excesivo, la película formada por un grupo de elementos tan básicos del cine de terror como adolescentes, sexo, alcohol, un culto y una cabaña en el bosque, y entrega algo totalmente inesperado. Ideal para fanáticos del splatter, no mucho más para el resto.

Daylight’s end, de William Kaufman

daylights10

Carpenter sigue y seguirá influenciando a los directores de género y en esta película es bastante evidente. Su protagonista Rourke, interpretado por Johnny Strong, también a cargo de la banda sonora (que musicaliza las escenas de acción con mucha emoción pero acercándolas un poco a un trailer de algún videojuego), es una especie de Snake Plissken, acá tratando de sobrevivir por sí mismo a una Dallas infestada de unos vampiros-zombies (zombies que viven de noche porque el sol los quema).

Cuando Rourke salva a una mujer tras ser emboscada en medio de la carretera, ésta lo dirige hacia un refugio donde un grupo de personas se protegen e intentan sobrevivir hasta poder salir y llegar a algún lugar a salvo de aquellas criaturas. La película que además cuenta con la participación del actor Lance Henriksen, tiene un buen desarrollo de personajes y del conflicto. Más allá de un presupuesto bajo, está bien dirigida y con mucho hincapié especialmente en las escenas de acción.

Es una película que se tomaron muy en serio y su resultado es notable, aunque lo cierto es que algunas cuotas de humor le hubiesen aportado mayor frescura. No deja de ser una de las opciones más entretenidas que dejó el Buenos Aires Rojo Sangre.

Let her out, de Cody Calahan

let-her-out-movie-2

De Canadá llega esta película que pone en el centro a Helen, una joven sin familia (el prólogo explica un poco el modo en que ella llega al mundo, hija de una prostituta que es violada y que no quiere tener el hijo y al atentar contra él termina falleciendo) que vive con su mejor amiga y lleva una vida más bien solitaria. Pero de a poco comienzan a pasarle cosas que no puede explicar y que hacen creerle que está heredando cierto estado mental en el que seguramente su madre se encontraba. Comienza a llevar a cabo acciones inexplicables para ella de las que ni siquiera se acuerda pero vuelve en sí con todas las pruebas de que evidentemente así lo hizo.

Cuando va al médico, la doctora le explica que tiene una hermana gemela que no terminó de desarrollarse y es una especie de tumor que debe ser extirpado. Sólo tiene que quedarse tranquila unos días más y ella desaparecerá. Pero esos tres días se tornan eternos a medida que cada vez tiene menos control sobre sí misma y pone en peligro incluso a su querida amiga Molly.

Un thriller bien manejado, con una factura técnica notable, la película retrata la dualidad del modo más explícito posible, pero también perturbador y oscuro.

Una novedad

Child Eater, Erlingur Thoroddsen

child-eater-trlr-fb

Basado en el cortometraje que el mismo director realizó hace unos años, Child Eater es una fábula oscura que tiene como centro a un villano producto de una leyenda que cuenta que al quedarse ciego comenzó a comer ojos de niños creyendo que así iba a poder volver a ver.

Helen es una joven que trabaja de lo que puede y se encuentra en un dilema que mantiene en silencio al saberse embarazada. Cuando hace de niñera de un pequeño niño sin madre, ve aflorar todo su instinto de protección para con él al desaparecer y descubrir pronto en manos de quién.

En Child Eater hay una buena construcción de climas, con el bosque como marco, ese lugar tan vasto, oscuro y misterioso. También es cierto que en algún momento se la siente un poco estirada pero no deja de ser una propuesta muy disfrutable.

17º Festival Buenos Aires Rojo Sangre BARS: Segunda Jornada

Continua el 17º Festival Buenos Aires Rojo Sangre BARS con una gran variedad de películas en competencia.

COMPETENCIA INTERNACIONAL

Bad Blood: The movie, de Tim Reis

Un monstruo cruza entre hombre lobo (su transformación es regida por la luna) y anfibio es el centro de esta película norteamericana. En ella, una adolescente con mucho bagaje emocional se escapa una noche de la casa donde vive con su madre, el marido de ella y su hermanastro. Pero no vuelve a su casa luego de que la ataquen a ella y a su amiga. Es entonces cuando entra en escena un detective de una violencia contenida que la encuentra junto a un empleado de una estación de servicios. Entre la joven y el estudiante universitario que se ve confinado a investigar y experimentar a escondidas, intentan controlar el virus que se apoderó de ella, y puede ser fatal para quien lo rodee.

En tono de comedia, Tim Reis relata su film con una estética ochentosa, desde los títulos hasta los fundidos encadenados. Incluso hay un subtexto que pueden hacer de Bad Blood una peculiar coming of age, pero ante todo es una comedia de monstruos modesta y bien realizada. Y muy entretenida.

Attack of the Lederhosen zombies, Dominik Hartel

Como Night of the living Deb, esta película austríaca es otra comedia de zombies claramente influenciada por Shaun of the dead de Edgar Wright. Lo novedoso en este caso es el escenario que funciona como marco: montañas y nieve, mucha nieve blanca sobre la cual la sangre contrastará de la manera más bella.

Attack of the Lederhosen zombies es una película de una factura técnica impecable pero es también una comedia divertida que pone en el centro a tres jóvenes que quedan varados en una cabaña en medio de la nieve la misma noche en que la zona es atacada por zombies. No estarán solos, y acá entra en juego la imprescindible presencia de Margarete Tiesel como una señora capaz de defenderse y atacar con sorprendentes habilidades.

Una de esas curiosidades que vale la pena no pasar por alto.

attack-of-the-lederhosen-zombies-2

COMPETENCIA IBEROAMERICANA

Clarisse, de Petrus Cariry

Proveniente de Brasil, Clarisse o alguna cosa sobre nosotros dos (en su título completo traducido al español) es una de esas películas hechas con un cuidado técnico pero sobre todo en la narración, que no parece destinada para un festival como el Buenos Aires Rojo Sangre, más allá de que aunque tarde en aparecer sangre hay en la película, sino más bien un Bafici.

Solemne, poética, pero también lenta e inevitablemente pretenciosa, Clarisse es un film de pocas palabras, pocas acciones, donde nunca pasa nada pero da la sensación de que a su protagonista le pasa de todo contenido en su cuerpo. No pasa nada pero todo el tiempo sabemos que en algún momento algo pasará y será grande.

El personaje principal se encuentra entre un marido que es un exitoso hombre de negocios, unos niños con los que apenas se relaciona, y un padre enfermo con el que los reproches y resentimientos van fluyendo cada vez con más intensidad.

Clarisse construye una atmósfera de constante suspenso y un incipiente terror pero no termina de funcionar a lo largo de un film que se siente innecesariamente lento y estirado.

clarisse-or-something-about-us

5 A.M., de Ezio Massa

El realizador de 2/11 Día de los muertos regresa con esta película que narra dos tramas paralelas que en algún momento se cruzarán. Por un lado, una señora grande y la obsesión que siente por el altillo, que tiene preocupada a su sobrina que sólo quería salir a divertirse con una amiga. Por el otro, un joven que reúne a varios amigos que hace tiempo que no ve y los convence de jugar al temido Juego de la Copa.

El relato de Massa apuesta a lo sobrenatural y vueltas de tuerca varias. Con una puesta en escena cuidada, y una fotografía a juego a la historia de suspenso y terror que cuenta, 5 A.M. es una decente y entretenida película de género. No mucho más.

COMPETENCIA BIZARRA

Videoclub, de Fabián Moreno

Todo puede pasar dentro de esta competencia en la cual no parece haber muchas reglas ni condiciones. Lo cierto es que la película en cuestión ni siquiera es un producto terminado (se advirtió que faltaba terminar de arreglar el sonido pero lo cierto es que en algunos momentos esto era un problema grave).

El guión es tan predecible como pobre. Es el 2001, estamos en crisis y su protagonista lidia con un negocio que ya no le es rentable, el de alquiler de VHS. No le es rentable porque su moralina le impide incluir la categoría de cine porno, y ese es el que le piden seguido. Cuando cansado de deudas decide probar incluir cintas porno en su negocio, se da cuenta que efectivamente funciona y comienza a tener ganancias. Pero mientras primero choca con la vecina que le gusta porque ella no aprueba esa decisión, luego la descubre en una de las cintas.

Vueltas de tuerca, la presencia cada tanto de un misterioso asesino, Videoclub se nota que es una película hecha a las apuradas y así nomas. Ni siquiera aprovecha buenas ideas (como la de situar la historia en época de crisis), provoca algunas risas pero mayormente de las involuntarias, y a la larga termina siendo inentendible que alguien decidiera presentarla, al menos en estas condiciones.

Buenos Aires Rojo Sangre BARS XVI: Día 1

Arrancó el 16º Festival de cine de terror, fantástico y bizarro Buenos Aires Rojo Sangre BARS, con una variedad de cortos y largos para disfrutar.

COMPETENCIA INTERNACIONAL

Sendero. La propuesta chilena que compite con películas del resto del mundo es un slasher que tiene como protagonista principal a Ana, una joven con futuro prometedor, y su grupo de amigos. Deciden pasar el fin de semana lejos pero nunca llegan a destino cuando un grupo de locos los golpean y los secuestran.

Más allá de tener los elementos más básicos de todo slasher, el film se pierde entre decisiones sin sentido de sus personajes, una banda sonora invasiva y una resolución ridícula. El tercer largometraje de Lucio A. Rojas, hecho con un presupuesto muy bajo pero bien manejado, es fallido principalmente a nivel guión, con muchas redundancias, situaciones y personajes inverosímiles.

Hellions. Dirigido por Bruce McDonald, de Estados Unidos llega este “cuentito” de terror. El pueblo se vistió de Halloween, las calabazas adornan los jardines y Dora, una adolescente de 17 años, se entera que está embarazada.

Aun asustada y sin saber qué hacer al respecto y principalmente cómo comunicárselo a su madre, se queda sola en su casa, vestida como un ángel, esperando a que llegue su novio. Pero él nunca llega y en su lugar comienza a ser atosigada por unos aterradores niños que incluso logran meterse a su casa.

Lo que empieza de manera prometedora luego deriva en un rejunte de escenas sobrenaturales y oníricas (las hay tantas que en un momento es imposible saber si algo está sucediendo de verdad o es sólo un sueño, de las resoluciones más perezosas que puede haber en el cine). Chloe Rosa, su protagonista, está perfecta y es hermosa, pero su personaje es manejado por un guión que hasta parece improvisado muchas veces en sus interminables vueltas de tuerca. Las metáforas y los simbolismos (como su protagonista y su look virginal) están demasiado subrayados y a la larga, lo que suponemos que se quería contar (el miedo de su protagonista a ser madre, a asumir responsabilidades) nunca termina de desarrollarse para dar lugar a una sucesión de escenas rebuscadas y que a la larga no aportan nada.

Hellions - Visión del Cine

Los parecidos. El segundo largometraje del mexicano Isaac Ezban (aquel que sorprendió gratamente con su ópera prima, Los incidentes) es un homenaje al cine de ciencia ficción de los 60s. Para eso utiliza una fotografía con cuidados filtros y colores y una banda sonora acorde. ¿La trama? En una estación de autobuses, una noche de interminable lluvia y consecuente diluvio, un grupo de personas quedan varadas y aisladas. Con un clima que ya comienza a hartar y volver loca a la gente, sumado al encierro junto a personas desconocidas, no falta mucho para que comience a haber discusiones entre ellos. Pero todo empeora cuando algo, una sustancia quizás, una droga, un gas, no se sabe y eso termina de alimentar la paranoia de los personajes, hace que de a poco todos comiencen a tener la misma cara.

Contar más sobre la película sería arruinarles la experiencia, lo cierto es que la película de Ezban, más allá de su aparente ridícula trama, funciona gracias a un guión más que correcto (habrá algún que otro detalle discutible) que hace que todo encaje de manera inteligente y divertida. Personajes interesantes, escenas bien filmadas, actuaciones sorprendentes, algún guiño a la película predecesora del director cerca del final, Los Parecidos es una de las películas más interesantes que haya entregado México en mucho tiempo.

los parecidos - Visión del Cine
los parecidos – Visión del Cine

NOVEDADES

The afterglow. Como muchas películas, comienza con la muerte. Un escritor sufre la muerte de su hermano, producto de alguna rara enfermedad que nunca se llegó a identificar, intenta descubrir qué pasó con él y para eso llega a ella.

Ella es la mujer con la que él convivía antes de su muerte, hermosa y misteriosa, y aparentemente letal aunque no lo desee así, pues quienes se acercan a ella tienen trágicos finales. Una historia de fantasmas, un melodrama romántico, The afterglow no termina de decidirse a dónde quiere ir y a la larga, con su música incidental de piano y sus imágenes colmadas de luz blanca, se termina pareciendo un drama televisivo propio de un canal como Hallmark.

the afterglow - Visión del Cine
the afterglow – Visión del Cine

She’s furious. Situada en Montreal, Canadá, She’s furious es una película que empieza de manera muy kitsch. Si bien a lo largo del film, algo de este tono se mantiene en general se va perdiendo pero es el modo que encuentra de que el argumento, que en un principio nos tiene un poco descolocados sin saber qué quiere contar, va encontrando su camino. A la larga, She’s furious se trata sobre una joven y tímida que tras el ataque que sufre su querido abuelo en manos de un ladrón de bicicletas, empieza a perseguir y asesinar a cada uno de ellos. Disfrazada como planeaba sorprender a su abuelo en su cumpleaños, de una payasita que rememora mucho a Harley Quinn, se transforma en esta heroína que logra bajar el alto índice de robos de bicicletas pero es también buscada por la policía. “Interesantísima” y muy divertida película con una protagonista a la que es imposible no amar.

She’s furious - Visión del Cine
She’s furious – Visión del Cine

Arranca el 15º Festival Buenos Aires Rojo Sangre BARS

Otro evento que comienza hoy es el 15º Festival Buenos Aires Rojo Sangre BARS, con una programación ideal para los fanáticos del terror y el cine bizarro, hasta el 09 de Noviembre.

15º Buenos Aires Rojo Sangre: Adelanto Programación - Visión del Cine
15º Buenos Aires Rojo Sangre: Adelanto Programación – Visión del Cine

A partir del 30 de octubre se realizará la decimoquinta edición del festival de cine de terror Buenos Aires Rojo Sangre. La gran novedad para este año es la extensión hasta el 9 de noviembre, con lo que totalizará 11 días dedicados al cine independiente de género de todo el mundo. El festival copará el Complejo Monumental (Lavalle 780), brindando una oportunidad única para acercarse a un tipo de cine que no se ve, ni en el circuito comercial, ni en otros festivales. El precio de la entrada es de $25.

Esta edición el BARS tendrá tres competencias simultaneas de largometrajes. La tradicional Competencia Internacional, que reflejará el panorama del cine de género independiente de todo el mundo, con títulos como las españolasAsmodexia (Marc Carreté) y Wax (Víctor Matellano), las británicas The Canal (Ivan Kavanagh) y Devil’s Tower (Owen Tooth), la francesa Horsehead (Romain Basset), la estadounidense Time Lapse (Bradley King), la canadiense The Drownsman (Chad Archibald) y la alemana Stereo (Maximilian Erlenwein). Por el lado nacional habrá títulos comoNaturaleza Muerta (Gabriel Grieco), El Desierto (Christoph Biehl) y Corazón Muerto (Mariano Cattaneo).

or su parte, la nueva Competencia Bizarra se mete entre las producciones más extrañas y divertidas de todo el mundo, con cintas como la turca Böcek (Bora Tekay), la estadounidense Cosplay Fetish Battle Dromes (Gregg Golding) y la canadiense Bloody Knuckles (Matt O’Mahoney), junto a delirantes producciones nacionales como El Onanista Perturbado (Georgina Zanardi).

Estará el habitual certamen de cortometrajes y varias secciones paralelas.

Como todos los años habrá mesas redondas y espacios de formación. Se presentarán los libros Pesadilla Americana, el cine de David LynchCuentos de la Abadía de Carfax 4Cuentos ancestrales de brujos; D-culto nacional y El cine de terror en Argentina: producción, distribución, exhibición y mercado. Se realizarán las charlas Historia de las historias de terror y un Homenaje a los Bolsilibros de Horror, Erotismo y Delirio. Además se realizará el ya tradicional Taller Hacé tu Corto! Estas actividades serán con entrada gratuita (sujeto a la capacidad de la sala).

El festival abrió ayer sus actividades con la película Así en la tierra como en el cielo (As above, so below) del estadounidense John Erick Dowdle, reconocido por films como Cuarentena y La reunión del diablo . Pueden leer la cobertura de Jessica Johanna.

El cierre será Dios Local, segundo film del uruguayo Gustavo Hernández, director de La Casa Muda, multipremiada película que ya tuvo su remake estadounidense.

Para más información pueden visitar: www.festivalrojosangre.com.ar.

Así en la tierra como en el infierno abrió el 15º Festival Rojo Sangre

Anoche dio por comenzado la edición número 15 del Festival Buenos Aires Rojo Sangre con una función especial en la que se proyectó Así en la tierra como en el infierno.

Así en la tierra como en el infierno abrió el 15º Festival Rojo Sangre - Visión del Cine
Así en la tierra como en el infierno abrió el 15º Festival Rojo Sangre – Visión del Cine

La película de John Erick Dowdle, director de la remake norteamericana de Rec, fue la encargada de abrir una nueva edición del clásico festival que apuesta al cine de terror, fantástico y bizarro. En este caso, con una película que ya tuvo un exitoso paso por Sitges y que acá será estrenada comercialmente a mediados de noviembre.

Así en la tierra como en el infierno se vale del famoso y muy de moda foundfootage para contar la historia de Scarlett, una joven culta y curiosa que necesitar encontrar lo que su padre tanto buscó, aunque esa búsqueda lo haya llevado a la locura. Tras los pasos de Nicholas Flamel y especialmente de su piedra filosofal, es que llega con unos amigos y otras personas del lugar expertas en meterse en lugares que no deben, a las famosas catacumbas de París.

No apta para claustrofóbicos, en esta película los protagonistas se van introduciendo cada vez más en las profundidades de este lugar desconocido, al punto de encontrarse con situaciones sobrenaturales y verse obligados a enfrentar sus más ocultos temores.

Filmada en locaciones reales, Así en la tierra como en el infierno empieza de manera muy atractiva pero esto se va diluyendo a medida que avanza, llegando a algunas decisiones poco convincentes, y un final extraño que no está a la altura de su interesante premisa. Además de que, como sucede muchas veces con el foundfootage, se torna exasperante y frustrante.