Buscando a Panzeri de Sebastián Kohan Esquenazi

Dante Panzeri fue un periodista deportivo que, entre otras tantas cosas, escribió un libro llamado Fútbol, dinámica de lo impensado. Ese texto es el puntapié que tiene Esquenazi para investigar y reeditar un libro que se fue olvidando, tanto como su autor.

Panzeri (símbolo de la revista El Gráfico) suele ser muy recordado y citado en charlas futboleras y periodísticas pero, en su mayoría, quienes lo nombran son aquellos mayores de 40 años.

Desde los años 60 él era el periodista que se enfrentaba a los poderosos y a toda institución futbolística. Miembro de la mítica revista Humor, uno de los fundadores de la figura del periodista deportivo en la tv más popular, con crónicas en diarios y revistas dignas de análisis y no de mera descripción fotográfica. como un pie de página de foto.

Una figura que debería, por lo menos para quienes estudian periodismo y más aún periodismo deportivo, ser rescatada y estudiada. Sin embargo Panzeri vive en el olvido. En el olvido de muchos colegas y, lo más grave, también en el olvido del archivo. Su escritos son difíciles de conseguir y sus participaciones televisivas casi inexistentes, ya sea por mala fortuna (incendios en los canales de televisión) o impericia y no cuidado por la historia, borrando y reutilizando materiales de grabación.

Esquenazi busca al periodista y al hombre, entre familiares y amigos, colegas y admiradores, trata de recopilar y reconstruir la imagen de alguien que se enfrentó a dueños de medios, a políticos, a periodistas del establishment e incluso a la dictadura de los 70.

Su forma de escritura en la crítica y análisis de algo tan simple, muchas veces, como el fútbol hace recordar el texto “Arte de injuriar” de Jorge Luis Borges (que aparece en Historia de la eternidad y que los invito a leer antes o después de ver el documental). Panzeri te destrozaba o te llevaba al Olimpo con altura, con palabras, no con insultos ni chicanas.

Puntuación: 4 de 5.

Buscando a Panzeri es otro ejemplo de documental que rescata una figura importante de nuestra cultura que no conocíamos, pero al ver la película nos damos cuenta de que deberíamos hace mucho conocer su nombre. 

Puntuación: 4/5

Eclosión, el corto argentino que compite en el Festival FANTASPOA de Porto Alegre

Luego de años de una cuarentena indeterminada que lxs mantiene aislados a cada cual en su hogar, 4 amigues comparten sus experiencias, sin sospechar que la unión de las historias traerá una inesperada revelación que resquebrajará la realidad en la que viven.

La productora SARNA, en medio de la cuarentena, aislados pero no por eso menos juntos, grabó y editó un corto llamado Eclosión, una muestra de la destreza del CINEPUNK, ese virus que siempre se adapta para sobrevivir y volverse más fuerte.

Pueden ver el corto haciendo click aquí.

Misión de rescate de Sam Hargrave

Hargrave fue director de la segunda unidad de Avengers: Endgame, dirigida por los hermanos Russo, quienes acá escribieron el guion y producen.

Misión de rescate, además de ser protagonizada por Hemsworth, dirigida por un doble de riesgo con algunas armas en la dirección y producida por los hermanos que están detrás de las grandes películas de Marvel, está basada en una novela gráfica, del argentino Fernando León González, llamada Ciudad.

La historia es de mafias, narcotráfico, secuestro y rescate. ¿Qué diferencias tiene con las tantas películas que vimos del mismo tema? Sólo que, en lugar de transcurrir en Colombia o México, la historia nos lleva a Bangladesh.

Tyler Rake (Hemsworth) trabaja en forma independiente, sea para secuestrar, para matar o para rescatar a otra persona que fue secuestrada, como es el caso en Misión de rescate. El hijo de un poderoso narco es secuestrado por su rival de otra ciudad y Tyler es contratado para rescatarlo.

El plan de rescate y dar con el chico en cautiverio lleva la primera media hora de película, el resto será escapar y empezar a ver cómo todo lo que parecía de una manera termina resultando más complicado.

Grandes escenas de explosiones y persecución, muchas peleas y todo impecablemente filmado. Sí es verdad que esas escenas, en algunos momentos, podrían durar varios minutos menos, pero quienes busquen películas de acción, pasatistas, en estos tiempos de cuarentena y de hacer correr el reloj, Misión de rescate es una buena opción, no una pérdida de tiempo.

Puntuación: 3.5 de 5.

Chris Hemsworth aunque no tenga capa y martillo, vuelve en modo superhéroe que todo lo puede, todo lo consigue y sí, ser el héroe que salve el día.

Los adoptantes de Daniel Gimelberg

Gimelberg es considerado por muchos el mejor director de arte del cine argentino y había incursionado en la dirección de cine hace once años con una película llamada Hotel Room.

Los adoptantes es una comedia romántica que aborda los problemas que tiene una pareja cuando decide adoptar. Problemas que serán tanto burocráticos como afectivos.

Ellos son Martín (Gentile) y Leonardo (Spregelburd) y llevan casi diez años juntos. Esa solidez y desgaste de pareja se ven reflejados en la pantalla.

Si bien Los adoptantes apuesta a los clásicos conflictos de una comedia de enredos o romántica, eso no es un error, sino que lo hace de buena manera.

Sin dudas el mayor logro del director y del elenco es contar esta historia de pareja (gay) en donde nadie, absolutamente nadie, dentro de la historia ve en eso o en su deseo de adopción una rareza. Lo muestran y lo vemos como debería ser siempre en todo. Normal, como cualquier pareja.

Completan el elenco Florencia Peña, Soledad Silveyra, Agustin “Radagast” Aristarán y Marina Bellati, cada uno aportando desde su personaje para darle a la historia un mejor contexto y subtramas.

Los adoptantes de Daniel Gimelberg

Puntuación: 3.5 de 5.

Los adoptantes es una película mainstream del cine argentino que se la juega con escenas y temáticas que no solemos ver en este cine comercial, pero que sí deberíamos.

Zombieland: tiro de gracia de Ruben Fleischer

Tierra de zombies (Zombieland) funcionó en ese subgénero de la comedia que introduce a los zombies, como también lo hicieron películas como Muertos de risa (Shaun of the Dead).

En los últimos años se está dando un fenómeno en el cine mainstrean: que el público, las productoras, los estudios, “alguien” pide que aquello que tuvo éxito vuelva, ya sea como secuela o precuela u homenaje o algo. Pasa en las series de televisión también, como pudimos ver hace poco con el estreno de la fallida El camino, “recuperando” un personaje de Breaking Bad.

La premisa de “si algo funcionó, volverlo a hacer con los mismos interpretes debería funcionar” es falaz. Zombieland: tiro de gracia es otro ejemplo de eso.

De los hechos vividos en la primera película, esta secuela retoma la historia habiendo pasado algún tiempo (nunca se especifica cuánto, pero a la actriz Abigail Breslin es a quien más se le nota el paso de los diez años reales).

En Zombieland: tiro de gracia el mayor logro, si se quiere llamar así, es el hecho de haber logrado juntar a los cuatro actores originales. Si bien a Harrelson y a Eisenberg se los ve muy cómodos en su regreso a Tallahassee y Columbus, respectivamente; Stone como Wichita y Breslin como Little Rock parecieran no estar disfrutando la vuelta.

Vale la pena aclarar que quien escribe disfrutó mucho y encuentra muchos aciertos en la primera película y que, como suele suceder con muchas secuelas, esta no la creí necesaria.

Tierra de zombies funcionaba como la historia de ese grupo que se encuentra de casualidad en un mundo distópico con un objetivo en particular.

En Zombieland: tiro de gracia se ve lo forzado, funcionan algunos chistes y lo técnico es mucho mejor, lo cual en 2019 no es un logro si no requisito mínimo.

En esta historia Little Rock se va porque necesita “encontrar su camino” y el resto del grupo deberá ir a salvarla.

Puntuación: 2.5 de 5.

Zombieland: tiro de gracia no era necesaria, como tantas cosas que no lo son pero las pedimos o nos las ofrecen igual. No aburre, pero no aporta, no resta pero no suma en nada. Quizás lo mejor se ve en los créditos y eso ya dice mucho de ella como película.

The Unicorn de Isabelle Dupuis y Tim Geraghty

Peter Grudzien es músico y el artista creador de The Unicorn (1974), el primer álbum de música country abiertamente gay.

Ese género musical suele ser particularmente misógino, machista, sureño, pero nunca, y menos en sus orígenes, con temática o compositores gays.

La primera virtud de los realizadores es haber encontrado esa joya musical dentro de ese género. Pero lo mejor del documental no es el disco, el country, la comunidad gay y la vida de Peter desde la década del 50.

Lo maravilloso del documental es descubrir a su familia y diferentes personajes que van surgiendo y son parte de la vida de Peter durante los dos años que duró el registro de los documentalistas.

El registro documental es preciso, por supuesto Peter es el protagonista y al comienzo pareciera ser un tanto desequilibrado, desordenado, loco. Pero al conocer a su hermana o su padre veremos que él no está tan fuera de la realidad como muchos podrían pensar.

The Unicorn fue un disco que logró sacar Peter de manera independiente, que para nada lo hizo destacar, pero sí fue un logro personal en aquellos años.

La recomendación, además del documental, es la de buscar y escuchar el disco, y si es luego de ver The Unicorn, no tengan duda de que la emoción al escuchar su música será aun mayor.

Puntuación: 4 de 5.

Los últimos minutos de The Unicorn son de una gran tristeza, pero como suele ocurrir con la música country, nos pasa por la tristeza y luego nos saca a bailar.

Los payasos de Lucas Bucci y Tomás Sposato

¿Documental o ficción? ¿Ficción documentada o falso documental?

Con esa base juega todo el tiempo Los payasos. La de poner al espectador en la duda de si lo que estamos viendo es o no es.

Los payasos es un registro que los directores y el actor hicieron, hace varios años atrás, cuando viajaron a Brasil a un Festival con un cortometraje llamado, también, Los payasos.

La película va y viene, constantemente, con la idea de documental y ficción, por momentos bien, por momentos mal. Para quienes hayan ido a festivales de cine, como parte de una película o de la prensa, saben y conocen que es un burbuja todo lo que en esos días sucede, muchas veces se dice que es digno de un documental. Eso es (o no) lo que intentaron mostrar acá con ese viaje.

Claro que hay dos factores importantes para que esto tenga algún sustento e interés. Uno es el actor, Freixas. Hace algunos años se hizo famoso por una serie de videos que subió en youtube, donde actuaba diferentes situaciones con su pareja. Conociendo esto y habiendo visto esos videos, uno piensa que lo que vemos en Los payasos en realidad es un germen de eso que luego iba a terminar haciendo. Hacer de cuenta que, actuar para quien, etc.

El otro punto importante es el festival al que llegan, uno que se presenta como internacional de cortometraje, ubicado en un bar minúsculo, con no más de quince personas entre el público. Hecho a pulmón, por un grupo de amigos (hippies según el protagonista).

Puntuación: 3 de 5.

Los payasos tiene aciertos, pero gusto a poco, a algo ya visto, al que se le intenta dar una vuelta de tuerca diferente, pero no sale bien. Payasos que no asustan y entretienen como pueden.

Todo por el ascenso de Jorge Piwowarski Roza

Néstor (Pérez de María) es extremadamente supersticioso. Este año, su equipo se juega el ascenso en Mendoza y se dispone a viajar con Rafa (Fonzi) . Pero aparece Fabián, un amigo que hace años que no ven y dicen que es mufa. El ascenso está en peligro, a menos que puedan evitar que Fabián entre a la cancha.

Esa es, en parte, la sinopsis de Todo por el ascenso. Una película que arranca, hay que decirlo, de manera bastante accidentada. Muchas fallas desde lo técnico y desde lo actoral.

Si bien todas esas cosas no se terminan subsanando, sí tienen una mejora a medida de que avanza el film.

Un detalle, algo que me llamó la atención a mí y sobre el que no tengo una respuesta, pero me parecía interesante ponerlo en estas líneas: el club del cual son hinchas, fanáticos (fanáticos hasta la médula y cabuleros hasta el hartazgo) se llama “Atlético Saavedra”. Un club, del ascenso, identificado con ese barrio es Platense (cuyo color es el marrón). Uno de los clásicos rivales de Platense, en el ascenso, es Ferrocarril Oeste, club del barrio de Caballito, cuyos colores son el verde y el blanco. La camiseta de Atlético Saavedra es verde y blanca. Casualidades. O no.

Puntuación: 2.5 de 5.

Todo por el ascenso no pretende mucho, por que tampoco lo podría justificar. En su poco más de una hora no aburre y podrá sacar algunas risas buscadas. La dupla actoral funciona bien en esta comedia, pero no alcanza para ganar el ascenso.

It: Capítulo 2 de Andy Muschietti

Pasaron 27 años de los sucesos que vimos en la película anterior con Pennywise y  “los loosers”. Ellos hicieron la promesa de que si It volvía, ellos también lo harían para enfrentarlo una vez más. It volvió y ellos también.

Uno de los aciertos en It: Capítulo 1 fue el casting, los chicos de la primera película se lucieron, ahora era el turno de que el casting de adultos haga lo mismo (mezclando pasado y presente en la película). Para It: Capítulo 2 la primera en sumarse fue Jessica Chastain, así fueron llegando el resto como James McAvoy y Bill Hader.

Detengámonos un poco en Bill Hader, por que sin dudas es el que más destaca en It: Capítulo 2. Ya sea por su personaje (Richie), por sus capacidades o por la generosidad de Muschietti, es quien tiene las mejores escenas, mejores diálogos y quien genera mas empatía con el espectador.

Una vez más el director vuelve a acertar en el casting elegido y, con los créditos ganados en la primera parte, en esta continuación se da todos los gustos, cinematográficamente hablando.

Podrán leerlo en otras criticas, o en entrevistas, pero no me voy a detener en contarles quiénes, cómo y qué sorpresas preparó Muschietti. Me parece mas interesante que lo descubran por ustedes mismos en el cine.

Cuando hace unos años vimos el Pennywise de Bill Skarsgard fue una de las mas gratas sorpresas de la película. En It: Capítulo 2 por supuesto que está el personaje y tiene escenas escalofriantes y con la tensión bien marcada. Queda la sensación de que hay poco “payaso” y más “monstruos”, pero esa crítica ya no seria al director sino a Stephen King que escribió la novela.

¿Es It: Capítulo 2 mejor que la antecesora? ¿A quién le importa?

¿It: Capítulo 2 funciona como película de terror y va un poco más allá del género? Sin dudas que sí, es sobre los vínculos, las amistades, el compromiso, el lugar de pertenencia y mucho más. La excusa para muchas cosas es Pennywise, pero podría haber sido un fantasma, un hombre lobo o simplemente un cumpleaños.

Puntuación: 4 de 5.

Con It: Capítulo 2 Muschietti reafirma, luego de Mamá e It: Capítulo 1, que el género le sienta bien. Igual se vienen nuevos proyectos para él, en un futuro cercano, y probablemente sean fuera del género, un lugar donde será interesante verlo para que siga demostrando lo que hasta ahora tan bien hizo.

Amante fiel de Louis Garrel

Amante fiel es una comedia romántica, muy allà francesa (pero haciendo de ese estereotipo de definición una virtud), con Garrel como protagonista.

Si con eso no alcanza para que esta película ya prometa, la escritura del guion estuvo a su cargo junto al gran Jean-Claude Carrière.

Un triángulo amoroso entre un hombre, su ex (que le había sido infiel con un amigo) y la cuñada de esta mujer.

Si bien la película cumple con los pasos de un triángulo amoroso, apuesta a algo más, saliendo de los puntos de vista tradicionales con personajes bien delineados, tanto los principales como aquellos que con pocas apariciones aportan a la trama.

La película es bella. Y cuando digo bella lo digo en todos los sentidos: la historia, la estética, los diálogos precisos, el clima. Francia.

Puntuación: 4 de 5.

Amante fiel es una de esas películas que te van llevando dentro del cine, te pasean por varios estados, te interpelan sobre qué harías vos en una situación similar y te suelta con una sensación de alegría y una sonrisa en el rostro.

41 Uncipar: segunda jornada y ganadores

Seguimos con la cobertura de Uncipar

El segundo día de esta nueva edición de UNCIPAR trajo dos tandas de cortometrajes: la primera sin nada que se pueda rescatar, a diferencia de la segunda y última parte donde los trabajos fueron, en su mayoría, impecables.

Algunos de los cortos destacados son:

No faltes, Mili de Carla Gutiérrez: un corto logrado en todos los aspectos. Las actuaciones, los tiempos, los paisajes y narrando sin recurrir a trazos gruesos, con una gran puesta y el ejemplo de cómo se cuenta una historia en pocos minutos.

Un deseo de Agustina Claramonte: da la casualidad de que en esta edición de UNCIPAR encontramos dos cortos que tratan un mismo tema: la eutanasia. Un deseo sobresale en ese tema por dos motivos principalmente: las actuaciones y, sobre todo, por tratar el tema con mayor poesía y una mejor resolución.

La diosa de Lisandro Schurin: otro de los tantos cortometrajes animados que pudimos ver en esta edición. Uno de los más logrados, jugados e interesantes, mezclando diferentes tipos de técnicas para contar la historia de una pareja, con sus luces y sombras.

En general esta edición de UNCIPAR fue muy pobre en la calidad de los cortometrajes que quedaron en competencia nacional, sea por malas elecciones o por falta de material, de treinta cortometrajes seleccionados no terminan de destacar ni siquiera diez y por lo menos quince no merecerían estar en esa competencia.

Mas allá de esa selección, UNCIPAR fue una vez un lugar donde comulgaron el cine, el diálogo y la posibilidad de estrechar más los vínculos, profesionales y personales de todos los que asisten.

Para coronar esta edición, el anuncio final fue que en el próximo año tendremos la edición número 42 de UNCIPAR del 15 al 17 de agosto de 2020.

Ganadores principales de la edición 41 de UNCIPAR

PREMIOS OFICIALES

COMPETENCIA NACIONAL DE CORTOMETRAJES

El Jurado de la Competencia Nacional de Cortometrajes integrado por: Claudio Rissi (actor), Fernando Lima (periodista, crítico cinematográfico), Cynthia García Calvo (productora, programadora), Hernán Moyano (director) y Mariel Bomczuk (directora, productora)

Primer Premio

Fe de Luciano Amadeo Meza

Por la capacidad para condensar en una breve historia una metáfora clara y con una técnica destacada.

Segundo Premio

Trabajo sucio de Martín Bielinsky

Por la sutileza narrativa con la que se exponen elementos de a género a través de una puesta en escena sólida y destacadas actuaciones.

Primera Mención

Un deseo de Agustina Claramonte

Por su ajustado guión y su planteo narrativo.

Segunda Mención

Yo maté a Antoine Doinel de Nicolás Prividera

Por destacar el modo a través del cual el cine nos atraviesa a través de un personaje icónico.

PREMIOS INSTITUCIONALES

PREMIO ACCA (Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina)

Primer premio

Un deseo de Agustina Claramonte

Por construir una historia emotiva a través de los vínculos familiares con representaciones sensoriales eficaces.

Primera mención

No faltes, Mili de Carla Gutierrez Yañez.

Por interpelar al espectador sobre la naturalización de los vínculos de clase en nuestro país de manera sutil y no por ello menos contundente.

Segunda mención

Una cabrita sin cuernos de Sebastián Dietsch

Por rescatar una historia de nuestro pasado reciente durante la última dictadura a través de un abordaje paródico y con un acertado diseño de producción y buenas actuaciones.

PREMIO DAC

Primer Premio DAC a la mejor Dirección:

Por haber logrado contar una historia profundamente humana mediante un lenguaje narrativo que construye climas y personajes con encuadres precisos y excelentes actuaciones, para la ficción Un deseo, dirigida para Agustina Claramonte.

Mención Especial:

Por haber situado su mirada en la observación de su protagonista atrayéndonos hacia su universo, eligiendo una forma de narrar que evita el exotismo, involucrándonos desde el título con una pregunta que nos deja en libertad de responder.

DAC otorga el 2º premio a ¿Quién es Meli Li Galván?, documental dirigido por Sofía Medrano.

PREMIO ADF – Autores de Fotografía Cinematográfica Argentina

Jurados: Mariana Russo, Daniel Ring y Alejandro Pereyra

Mariana Bomba, directora de fotografía de Severino, cortometraje dirigido por Gastón Calivari.

PREMIO CINE.AR

Los áridos de Jorge Sesan

PREMIO ARGENTORES – Sociedad General de Autores de la Argentina

Premio al Mejor Guión

Trabajo sucio de Martín Bielinsky

Por mantener el rigor narrativo cinematográfico

Primera Mención

Un deseo

Por el lírico desarrollo de una trama familiar

Media Hora

Por su ejercicio del género romántico

PREMIO SAGAI – Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes

Otorgará $ 15.000.- al Mejor Rol Masculino y $15.000.- al Mejor Rol Femenino de la Competencia Nacional.

Mejor Rol Femenino: Laila Maltz (Un deseo, dirigido por Agustina Claramonte)

Mejor Rol Masculino: Gabriel Fernández (Una cabrita sin cuernos de Sebastián Dietsch)

41 Uncipar: primera jornada

Dio comienzo la Competencia Nacional de Cortometrajes de las 41 Jornadas argentinas e internacionales de cine y video independiente UNCIPAR.

La primera jornada estuvo compuesta por dos bloques de cortometrajes. Que fueron, como suele ofrecer este festival desde hace 41 años, variados tanto en duración como en temáticas y géneros. Animación, documental, ficción. Los 16 cortometrajes fueron vistos por una sala colmada de espectadores.

Así como fueron varios los cortometrajes proyectados, no fueron tales los que merecen ser destacados.

El sonido de la campana de Augusto Sinay: un boxeador queda sordo luego de una pelea. Gran trabajo protagónico de Jorge Sesán, en un corto donde el sonido (y su ausencia) son los ejes principales. Con un comienzo que hace recordar a Erase una vez en el oeste de Sergio Leone. El sonido ingresa antes que la imagen, con un chirrido similar al comienzo de Leone con el sonido del molino.

El último cuentista de Adrean Ramírez. Mezcla de ficción y documental. Mas bien no se define como ninguno de esos géneros e instala la duda en el espectador de manera magistral. Un “cuentista”, como nos relatan en este corto, es aquel que va (o iba) a los funerales para contar chistes y hacer más amena la ceremonia. Personajes muy bien delineados y una gran puesta de cámara.

Severino de Gastón Calivari. La pareja protagonista de Mirko Buchin y Gustavo Garzón construyen, en pocos minutos, lo que muchos actores no logran en un largometraje. Una historia llena de ternura, en sus imágenes y en el vínculo de los personajes. Una fotografía destacada y prolija. Lo más relevante hasta el momento.

Charlie Buenos Aires de Tomás Pernich. De los cortometrajes animados, hasta ahora el más destacado por varios motivos. Charlie era aquel personaje del juego de consolas Circus donde todo transcurría en un circo, pasando diferentes desafíos. Pernich en este corto nos presenta qué fue de la vida de esos personajes, una suerte de detrás de las escenas, conociendo los problemas y los conflictos que tenían. Recordando también, en ciertos puntos (no sólo en el tema de videojuegos), a Wifi Ralph. Lo más interesante y remarcable es lo de Pernich, no sólo dirige, sino que también editó, guionó, hizo parte de la música y las voces de los personajes. Lo único que podría cuestionársele es la duración, en sus 18 minutos da la sensación de que se podría no haber alargado tanto con algunas cosas y darle un cierre antes.