Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2020: Séptima Crónica

Día 7: viernes 27 de noviembre

Las motitos de Inés María Barrionuevo y Gabriela Vidal cierra la Competencia Argentina. Basado en una novela de Vidal, el film nos muestra un momento en la vida de dos adolescentes: Juliana y Lautaro. Ella vive con su madre, con quien se lleva muy mal, y sus hermanos, quiere festejar su cumpleaños de 15 pero no parece posible. Él vive con su madre y su hermanita recién nacida y tiene en el Gordo un amigo fiel. En este caso los vínculos son más cálidos (tanto como un adolescente puede ofrecer en términos de calidez familiar). Cuando Juli descubre que está embarazada tienen que encontrar juntos el modo de abortar, pero la cuestión económica, la mala y escasa información, los vínculos complicados con los mayores entorpecen todo hasta que la realidad se impone. El barrio en el que habitan (la película sucede en Córdoba) parece acechar con sus robos menores, cierta transa semioculta, alguna intervención policial nocturna. El clima aparece enrarecido pero más allá de estas cuestiones que no están en primer plano, la historia se desarrolla sin estridencias (salvo por las discusiones y portazos entre Juli y su madre), reflejando con sutileza los vínculos humanos entre los protagonistas, sus contradicciones y claroscuros, sus miedos, sus amores, su resistencia, confiando más en las acciones que en explicitarlos a través del diálogo, lo que es algo a destacar y a agradecer.

Eduardo Crespo forma parte de la Competencia Internacional con Nosotros nunca moriremos. Una madre viaja al encuentro del hijo mayor muerto en su lugar de trabajo, y lo hace con el hijo menor. El duelo se va haciendo carne de los personajes a medida que van pasando los días entre que llegan, hacen los trámites correspondientes, van a la morgue y pueden acceder al departamento donde habitaba el joven. Sin estridencias, casi sin música, sin actuaciones desbordadas, Crespo entrega un drama ascético pero sensible y emotivo que va apretando la garganta del espectador sin golpes bajos, en un registro entre poético y apocado como reflejo necesario del modo de actuar de los habitantes de provincias (la película transcurre en Entre Ríos) y del estado de shock que abruma a los personajes. Mientras la madre intenta asumir lo ocurrido, el hermano menor transita ese paso a la adultez en medio de un tembladeral. Así como la muerte se pasea oronda, la idea de la resurrección, de la posibilidad de otra vida asoma menos como certeza religiosa que como inquietud aliviadora. Un elenco maravilloso que encabeza una afirmada Romina Escobar y un novel Rodrigo Santana, la puesta en escena segura, y el toque “mágico” preciso dan forma a un film más que valioso.     

Hong Sang-soo con The Woman who Ran forma parte de la sección Autores. Una joven aprovecha el viaje de negocios de su esposo para viajar a encontrarse con algunas amigas. Entre comidas y charlas banales que dan cuenta del presente que atraviesan cada uno de los personajes y, a la vez, les van dando forma, éstos se ponen al día con sus vidas y comentan sus pensamientos sobre los vínculos, el amor, la pareja y su cotidianidad. Entre los encuentros deseados, también, surge uno que parece menos buscado con alguien que supo ser amiga y ahora está más alejada. Con diferencias sutiles en cada uno de ellos, a como nos tiene acostumbrados el director en su filmografía, sosteniendo el plano fijo y el acercamiento zoom mediante, estas mujeres se pasean frente a nuestros ojos con liviandad y gracia, mientras los hombres aparecen en segundo plano y generando el ruido molesto que parece enturbiar, mas no romper, el tono amable general del film. 

   

Alan Segal en Desaparición incompleta, que integra la Competencia Argentina de Cortos, acumula una sucesión de imágenes de espacios, lugares y situaciones “performáticas” (por ejemplo, la vela encendida entre cartones trabajados con perforaciones), repitiendo algunas de ellas con diferencias sutiles. La conexión que las liga tiene fuentes literarias a las que el espectador recién accederá cuando lea la sinopsis del catálogo del Festival. 

Revelaciones de Juan Soto Taborda es parte de la Competencia Latinoamericana de Cortos. El registro sin aviso del audio de una charla del director con su madre, uno en Reino Unido y la otra en Colombia, mientras ésta viaja para asistir a un velatorio y le cuenta a pedido de su hijo cómo fue el parto que lo trajo al mundo, se superpone a la conjunción de imágenes que mezcla personas, cosas, lugares y es producto de filmaciones familiares (que uno debe adivinar como tal o suponer) o de tomas propias. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s